Seleccionar página
La científica italiana Rita Levi-Montalcini y su esencial descubrimiento del factor de crecimiento nervioso

La científica italiana Rita Levi-Montalcini y su esencial descubrimiento del factor de crecimiento nervioso

Los aportes de las mujeres a la ciencia han sido formidables, aunque muchas veces no han recibido el reconocimiento merecido. Las científicas del pasado han sido responsables de descubrimientos y tecnologías que actualmente utilizamos en nuestro día a día, yendo desde la programación informática hasta tecnologías tan comunes como el bluetooth. Muchas de las fuentes energéticas actuales o procedimientos médicos han tenido también su inicio en descubrimientos femeninos.

Con respecto a la neurociencia, uno de los principales hallazgos científicos, y que fuera un hito largamente deseado, fue encontrar el factor que permitía el desarrollo del cerebro. Este factor proteico (denominado factor de crecimiento nervioso) fue descubierto por la científica italiana Rita Levi-Montalcini. La doctora Levi recibió el premio Nobel en 1986 por este aporte fundamental a la neurociencia. Gracias a sus experimentos hoy podemos entender cómo viven y se desarrollan las neuronas o cómo los nervios son capaces de desarrollarse correctamente.

Actualmente, la revista Nature (una de las publicaciones científicas más importantes del mundo) nos recuerda que solo el 25% de los artículos publicados cuenta con una mujer como primera autora (que, en ciencia, significa que ha sido responsable de la mayor parte del desarrollo del trabajo) y que este sesgo también afecta a otros estamentos, como a los revisores o a los propios escritores de las revistas. Es un indicativo de que aún perdemos mucho talento por sesgos vinculados al género.

Desde nuestro laboratorio de neurociencia queremos fomentar el talento y la vocación científica de las mujeres brindando una actividad dirigida a niñas. Ellas podrán estar en un entorno científico y desarrollar sus experimentos propios. Podrán conocer en primera persona cómo es hacer ciencia y alzar su voz para dar a conocer sus ideas. Hoy más que nunca, con los avances generados en las últimas décadas, necesitamos del talento femenino para desentrañar nuevos patrones y explicaciones a un órgano tan complejo como lo es el cerebro humano.

Referencias

  • Women in neuroscience: a numbers game. Nat Neurosci 9, 853 (2006) doi:10.1038/nn0706-853
  • Promoting diversity in neuroscience. Nat Neurosci 21, 1 (2018) doi:10.1038/s41593-017-0052-6
El cooperativismo en las águilas Harris

El cooperativismo en las águilas Harris

Las águilas Harris (Parabuteo unicinctus harrisi) pertenecen al género parabuteo. El género parabuteo es un género único que en sus países o zonas de origen se encuentra sujeto a un régimen especial de protección. Se distribuye desde el sudoeste de Estados Unidos hasta Argentina. Hay mucha controversia entre los investigadores sobre el número de subespecies que existen. La comunidad científica ha reconocido solo dos especies: la unicinctus y la harrisi.

A continuación, desglosaremos la taxonomía y la clasificación de estas aves: (tomado de Madrid Millán, J., 2017)

Reino:              Animalia

Filo:                 Chordata

Subfilo:            Vertebrata

Clase:               Aves

Orden:             Accipitriformes

Familia:            Accipitridae

Género:           Parabuteo

Especie:           Parabuteo unicinctus (Temminck, 1824)

Subespecies: Parabuteo unicinctus unicinctus (Temminck, 1824), Parabuteo unicinctus harrisi (Audubon, 1830) y Parabuteo unicinctus superiori (Van Rossem, 1942) .


Foto detalle de la cola de águila Harrisi

Entre las dos subespecies unicinctus y harrisi existen no sólo diferencias de peso y tamaño (las harrisi son más grandes y poseen las plumas más alargadas), sino también a nivel de conductas. Mientras que la unicinctus se comporta en su hábitat natural como un depredador solitario o en pareja, la subespecie harrisi lo hace en grupo, algo poco convencional en esta clase de animales. Normalmente la caza en grupo se atribuye a otras clases del reino animal como algunos mamíferos carnívoros.

Durante la caza cooperativa entre las águilas harrisi, cada miembro tiene asignada una tarea colaborativa en función de su jerarquía. Este tipo de caza les proporciona la capacidad de conseguir atrapar presas más grandes. Esta peculiaridad de “cazador social” le proporciona al grupo la fuerza propia de una manada, lo que también les ayuda a no temer demasiado a ciertos depredadores naturales. Por ello se les ha designado también el sobrenombre de “lobos alados del desierto”.

Los primeros estudios que se realizaron para observar el comportamiento de estas aves se hicieron con radiotelemetría para seguir sus movimientos durante la caza. Uno de los más relevantes fue el realizado por Bednarz, J.C. (1988), en el que se observaban grupos de Harris de cinco o seis miembros actuando en conjunto. Sus principales conclusiones fueron:

“Las ventajas probables de la caza en equipo incluyen el uso de tácticas de distracción y la capacidad de hostigar a la presa destinada al agotamiento, aumentando su vulnerabilidad. Además, al confundir y agotar a la presa, cualquier capacidad defensiva no podría dirigirse efectivamente a un atacante. Esta ventaja potencial de la caza cooperativa puede ser especialmente importante en la captura de liebres, que son varias veces más grandes (2114 g) (14) que los harris individuales (harris machos, media = 678,9 g.; harris hembras, media = 959,4 g.). Un último factor que favorece el forraje grupal puede ser la capacidad de proteger y, por lo tanto, utilizar por completo todas las porciones comestibles de la presa.

Además, la captura exitosa de las presas más grandes está correlacionada con el tamaño del grupo, lo que indica una ventaja de rendimiento para grupos más grandes (grupos de cinco a seis águilas). Los beneficios individuales, en términos de la ingesta promedio de energía disponible, parecen estabilizarse en un tamaño de grupo de caza de cinco. Esto corresponde con el tamaño de grupo más común observado durante la temporada no reproductiva (media = 4,8 águilas). Estos patrones sugieren que la naturaleza social de esta especie puede estar relacionada con las ventajas adaptativas de la caza cooperativa”. (Bednarz, J.C., 1988).

Es curioso a la par que sorprendente cómo estas aves se han adaptado a las condiciones ambientales con la caza en grupo, mejorando la capacidad táctica de la caza para conseguir presas más grandes y gastando menos energía.

FUENTES:

  • Bednarz, J.C. 1988 Cooperative Hunting in Harris Hawks (Parabuteo unicinctus).   Science.  New Series. 239: 1525-1527
  • Madrid Millán, J. 2017. Cetrería con Harris. Buteos y sus híbridos. Ediciones Cairel. Madrid.
Entrevistamos a Alicia Gómez coordinadora de la Jornada Anual

Entrevistamos a Alicia Gómez coordinadora de la Jornada Anual

¿Cuál ha sido el tema elegido para la VII Jornada Anual? ¿Por qué?

En la VII Jornada Anual queremos ocuparnos del planeta, herido por los efectos del  cambio climático, del que somos responsables todos los que lo habitamos. Es un tema esencial,  de consecuencias irreversibles. Ya nadie niega que el cambio climático sea una realidad, pero todavía se ponen pocos medios para evitar un desastre mayor. Por eso y porque siempre queremos que las Jornadas Anuales respondan a una inquietud social, vamos a profundizar con la ayuda de expertos en este asunto vital para la humanidad.

¿Qué contenidos se tratarán?

Aunque el tiempo de la Jornada es lógicamente limitado,  queremos hacer un viaje virtual de la mano de quienes saben: contar cuales son las cifras, a día de hoy,  del cambio climático; a qué nos enfrentamos; qué pueden  hacer las energías alternativas para frenar el desastre; qué medidas y a qué precio deberían adoptarse desde los Estados y Órganos supranacionales como la Unión Europea o Naciones Unidas; ¿Está la solución en manos de los jóvenes cada vez más concienciados con el cambio climático? ¿Hasta qué punto el cambio climático va a ocupar la agenda pública del siglo XXI ? Y un largo etcétera.

¿Cuáles son sus expectativas?

Lo que pretendemos es aportar información, reflexión y generar debate. No podemos continuar de perfil ante un asunto que empieza a ser irreversible. Es hora de hablar, conocer y denunciar. Nos jugamos el presente y el futuro.

¿Qué nos puede decir de los ponentes que van a participar?

Todos ellos son buenos comunicadores y atraerán la atención del público. Como Daniel Vieites, gran divulgador del CSIC; Jorge Cortina, uno de los mayores especialistas en energía eólica; María Laín, joven activista que participó como delegada seleccionada por la ONU en la Cumbre Juvenil del Clima; Joan Groizard experto del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, o Pablo Urbano que nos hablará de la importancia del reciclado a partir de la experiencia como cofundador de AUARA, la primera marca de bebidas de Europa que fabrica sus botellas con material 100 por 100 reciclado.

En definitiva: un buen equipo de participantes para un gran tema.

Las aves y el ser humano

Las aves y el ser humano

“Bennu” de la Mitología Egipcia http://egiptologia.org/mitologia/panteon/wp/fenix.htm

“He who shall hurt the Little Wren, Shall never be beloved by Men”.

“Aquél quien a pájaro reyezuelo dañe, Jamás querido por el hombre será”.

(William Blake, Auguries of Innocence).

Si pensamos en el fenómeno antropológico de la relación del ser humano con la naturaleza, debemos empezar por la afirmación de que el ser humano es un ser totalmente biológico, que a la vez ha desarrollado una esfera cultural gracias al proceso evolutivo. “Decir que el hombre es un ser biocultural no es simplemente yuxtaponer estor dos términos, es mostrar que se coproducen el uno al otro”.  (Morin, E., 1997).

Cuando se habla de las aves como especie biológica, no somos realmente conscientes del impacto que producen en la psique humana. Un ejemplo de ello son los mitos y leyendas que han surgido en el universo cultural desde tiempos inmemorables alrededor de esta especie. Otro ejemplo podría ser la aparición en el imaginario cultural de augurios, refranes o dichos populares relacionados con las aves migratorias, las aves cantoras, etc.

Podríamos resumir el impacto de las aves en el aspecto cultural humano en varias dimensiones:

En una dimensión mitológica-religiosa (Fernández-Rubio, F., 2016):

  1. Aves mitológicas: por ejemplo, el famoso “Ave fénix” de la mitología griega que resurgía de las cenizas, el “Bennu” egipcio que representaba la resurrección, y un largo etcétera de mitos a través de todas las culturas del mundo. 
  2. Aves quiméricas: como ejemplo tendríamos al “Hipogrifo” o a la “Esfinge” entre otros.

En una dimensión simbólica: (Roque, M.A., 2009):

  1. Augurios: provenientes de pronósticos meteorológicos que antaño se utilizaban observando el comportamiento de las aves migratorias, por ejemplo. De ahí se derivó al plano supersticioso el comportamiento de los volátiles, como, por ejemplo, de buen o mal augurio.
  2. Fertilidad (la cigüeña).
  3. Renacimiento (aves mitológicas como el Ave fénix).
  4. Libertad (numerosas aves de diversa índole como por ejemplo las aves rapaces o migratorias).  
  5. Paz (la paloma).

En una dimensión filosófica-espiritual: (Roque, M.A., 2009):

Representación del alma y metamorfosis: las aves escenifican el espíritu vital. La identificación de la muerte con un ave se ha reflejado tanto en la simbología musulmana como en la cristiana e incluso en la antigua Mesopotamia.

En una dimensión estética-iconográfica:

Bandera de Guatemala con un Quetzal en su escudo https://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Bandera_de_Guatemala.png
  1. Influencia de los cantos de las aves en la música, como se puede escuchar en obras de Vivaldi, Haendel, Messiaen…etc.
  2. Impresión de imágenes en la filatelia (Fernández-Rubio, F. 2016).
  3. Elaboración de artesanía con plumas (usadas en la moda en el s. XIX). (Tábara, J.D., 2006).
  4. Usos icónicos en insignias y banderas nacionales o territoriales, como por ejemplo las banderas de México, Guatemala, Ecuador…etc.
  5. Expresiones pictóricas: desde las aves plasmadas en las obras pictóricas de artistas como Rubens, hasta la representación de aves en época prehispánica en Centroamérica. (Navarijo, M., 2000).

Referencias:

  • Fernández-Rubio, F. 2016. El impacto de las aves sobre el hombre. Argutorio 36: 49-55.
  • Morin, E. 1997. La unidualidad del hombre. Gazeta de Antropología. 13: Artículo 01.
  • Navarijo, M. 2000. Arte y ciencia a través de las imágenes de aves en la pintura mural prehispánica. Anales del instituto de investigaciones estéticas. 77: 5-31.
  • Roque, M.Á. 2009. Las aves como metáfora del alma. Quaderns de la Mediterránia. 12: 236-244.
  • Tábara, J.D. 2006. Las aves como naturaleza y la conservación de las aves como cultura. Papers: revista de sociología. 82: 57-77.

ESTHER GARCÍA PÉREZ-JUANA

Terapeuta Canino en el Departamento de Intervención Social

Entrevistamos a la Dra. Ángeles Roig, Coordinadora de la VI Jornada Técnica

Entrevistamos a la Dra. Ángeles Roig, Coordinadora de la VI Jornada Técnica

Conoce la Fundación desde hace tiempo ¿Qué destacaría de su trayectoria?

La Fundación Canis Majoris sigue progresando y profundizando en las tareas de sus diversos departamentos. Creo que cada vez tiene más peso social y es más conocida, lo cual valoro mucho. Respecto al área que me compete: las Jornadas Técnicas anuales, sigo pensando que es muy importante continuar con la creación de un espacio de debate en torno a los problemas actuales de la Salud Mental y que estas reflexiones no se desaprovechen ya que se publican en la Revista Anales de la Fundación.

¿Cuál ha sido el tema elegido para la VI Jornada Técnica? ¿Por qué?

Como todas nuestras Jornadas Técnicas, estas también se inscriben en la línea de compromiso teórico que venimos realizando en estos últimos años. Creo que es muy importante la reflexión teórica, las fuentes que sustentan nuestro trabajo y el devenir de nuestra profesión para trabajar en el ámbito de la diversidad funcional y el riesgo de exclusión psicosocial. Por lo tanto, este año precisamente, continuamos interrogándonos sobre estos principios de la Salud Mental de ¿A quién se dirige la Salud Mental hoy día? ¿Cuál es su objeto/sujeto de estudio? Bajo el título: “Ecos contemporáneos de las identidades en Salud Mental” se darán respuesta a estas preguntas.

¿Qué contenidos se tratarán?

Hay que tener en cuenta que la Jornada Técnica de este año abarca unos aspectos de la Salud Mental, la diversidad funcional y su riesgo de exclusión menos prácticos y más teóricos que los años anteriores. Hablar de las identidades, de la subjetividad, del sujeto en suma, es una tarea compleja y más aún en la época en la que vivimos en la que se ha pasado de hablar de época moderna a hablar de postmodernidad, aunque no todo el mundo se ponga de acuerdo con lo que eso significa. Al interrogarnos sobre las identidades y la subjetividad creemos que hay que escuchar a cabezas pensantes que se inspiren y tengan sus fuentes en la filosofía, las ciencias “humanas”, sociales, y también las ciencias de la “naturaleza”, como la Neurociencia. Hemos querido tener en la mesa a expertos no solo de áreas diferentes sino también de diferentes enfoques teóricos y relacionar estos enfoques.

¿Cuáles son sus expectativas?

Crear una reflexión sobre aspectos muy complejos y sobre los que no existen acuerdos aceptados por la comunidad implicada en la práctica y teoría psi en unos momentos en que no parece que se tenga predisposición al intercambio entre diferentes, no solo disciplinas sino también enfoques teóricos.  Espero que, alrededor de nuestros trabajos, puedan enriquecerse primero las concepciones de todos los asistentes y esto se refleje en ámbitos concretos: como la Revista Anales de la Fundación. Y segundo, también me gustaría que podamos aportar alguna luz sobre la clínica y la teoría que la sustenta.